REDEWENDUNG DER WOCHE

Hemos vivido entrañables fiestas de Sankt Martin, montando farolillos con cartón y papel de celofán en los que colocar una vela con pilas (en nuestra infancia era más arriesgado 😉

Al principio, salíamos a cantar por las calles las típicas canciones sobre S. Martin y la famosa canción de: «Ich gehe mit meiner Laterne...» (voy con mi farolillo) con nuestros farolillos encendidos, pequeños y grandes, creándose un ambiente mágico, armonioso y prenavideño.

Más adelante, contactamos con una hípica y desde entonces, salíamos con el alumnado y familias completas con niños, muchos con farolillos e instrumentos, tocando música y cantando por el bosque tan pronto caía la oscuridad. Pasado un tiempo, el caballero St. Martin nos sorprendía apareciendo con su caballo real,  rasgando con su espada la capa que llevaba puesta ante todos para compartirla con quien tuviese frío, recordándonos que sólo es pobre quien no sabe o no cree que puede compartir, porque todos tenemos algo que aportar y compartir 😍

Ahí va la frase de la semana:

Skt. Martin setzt sich schon mit Dank zum warmen Ofen auf den Bank

(St. Martin se sienta con agradecimiento cerca del horno caliente en el banco)