La ciudad de Heidelberg

Heidelberg es una gran ciudad en Baden-Württemberg. Si hablas de ciudades y lugares en Alemania en las lecciones de alemán, pocos estudiantes conocen esta ciudad. Definitivamente deberías hacer una parada allí cuando visites el suroeste de Alemania, porque Heidelberg tiene muchas cosas interesantes que ofrecer y además cuenta con un hermoso paisaje. La ciudad de Heidelberg se encuentra a orillas del río Neckar y, por tanto, en la zona de Rin-Neckar. 160.000 personas viven en Heidelberg, de los cuales muchos son estudiantes y turistas, que vienen a conocer este lugar. Encontrarás personas del mundo entero.

La ciudad de Heidelberg su historia

La ciudad de Heidelberg fue fundada en el siglo XII, pero su historia se remonta a la época celta (aprox. 500 a. C.) y romana. En la Edad Media, Heidelberg jugó un papel político importante, ya que la ciudad fue la residencia del Conde Palatino cerca del Rin y la sede del Palatinado Electoral. Por lo que puedes encontrar rastros de muchas épocas diferentes allí.

Visitantes de todo el mundo vienen a Heidelberg para ver, por ejemplo, el muro circular de los celtas, el hermoso casco antiguo y las ruinas del castillo.

Si aprendes alemán, es posible que tengas algunas dificultades para descifrar la escritura en uno u otro edificio antiguo, ya que tanto la escritura como el idioma (alto alemán medio) no se corresponden con lo que aprendes en las lecciones de alemán. Pero no te preocupes, comprenderás alguna cosa u otra y, de lo contrario, preguntarás a la gente de la ciudad de Heidelberg que seguramente estará feliz de contarte algo sobre su historia. Esta es una oportunidad ideal para poner a prueba tus conocimientos de alemán.

 

La ciudad de Heidelberg y su univerdidad

Heidelberg es conocida por su universidad mucho más allá de los límites de la ciudad. La Universidad de Heidelberg fue fundada en 1386 y es la universidad más antigua de lo que hoy es Alemania. Además, existen numerosas universidades para diferentes áreas temáticas, así como la privada estadounidense «Schiller International University». Con estos numerosos programas de estudio, la ciudad de Heidelberg ofrece una maravillosa combinación de edificios históricos y una larga historia, por un lado, e investigación y ciencia, con un público principalmente joven por el otro. Como resultado, también hay muchos restaurantes y bares en la ciudad donde puedes relajarte y hablar con colegas y compañeros de estudios, además de aprovechar y practicar tus conocimientos de alemán.

El público internacional ofrece la oportunidad de escuchar muchos idiomas diferentes, pero por otro lado para ti es importante mejorar el idioma alemán en un curso de alemán y en una conversación libre. Una descripción muy detallada de la vida estudiantil a finales del siglo XIX proviene del poeta estadounidense Mark Twain, que se puede encontrar en su cuaderno de viaje «Paseo por Europa» de 1880.

La ciudad de Heidelberg naturaleza

Debido a la pintoresca ubicación en las márgenes del río y la zona verde que lo rodea, la ciudad de Heidelberg ofrece la oportunidad de relajarse en la naturaleza. Sin embargo, la ciudad sigue siendo central y cercana a otras grandes ciudades y es un destino de vacaciones multifacético. La ciudad también se encuentra en la ruta de senderismo europea de larga distancia E1, que va de Noruega a Sicilia. El cercano Odenwald también ofrece la oportunidad de practicar senderismo dentro del bosque. Pero también hay algunas rutas muy bien definidas para ciclistas en la región, por ejemplo, a Darmstadt.

Visitar los edificios históricos, pero también modernos de la ciudad es un pasatiempo interesante. Además, hay numerosos museos en los que puedes ampliar tus conocimientos sobre diferentes áreas temáticas, por ejemplo, en el Museo del Farmacéutico Alemán, que presenta 2000 años de historia cultural y farmacéutica.

Curiosidades de la ciudad de Heidelberg

La importancia de la ciudad de Heidelberg en la historia también ha dado forma al valor del nombre de la ciudad. Por ejemplo, la aerolínea Lufthansa nombró a cuatro aviones en honor a la ciudad, como el Airbus A320-200 en 1990. Deutsche Bahn también nombró a un tren ICE Heidelberg.

Sin embargo, de mayor importancia histórica y científica fue el descubrimiento de un hueso de la mandíbula inferior de un precursor humano previamente desconocido. En 1907 se encontró el hueso, antes mencionado, cerca de la ciudad de Heidelberg y la especie recién descubierta se denominó «Homo heidelbergenis».

También puedes encontrar el nombre «Heidelberg» fuera de Alemania. Debido a la colonización alemana, todavía hay ciudades en Australia, Texas (EE. UU.) y Sudáfrica que llevan el mismo nombre. Esto también muestra que el idioma se transmite a través de las fronteras nacionales y que puedes usar tu alemán en cualquier parte del mundo o al menos encontrar nombres y términos alemanes en otros países.