Carnaval: Helau! Alaaf!

La quinta estación del año en Alemania comienza en Colonia el 11 de noviembre a las 11:11 de la mañana. Pero ¿Cómo puede ser cuando en realidad solo hay cuatro: primavera, verano, otoño e invierno? En este día comienza la temporada de carnaval, que tiene su punto culminante el “Lunes de las Rosas” y el “Martes de Carnaval”, que dependen de la Pascua. 40 días antes de Pascua y, por tanto, poco antes de la Cuaresma, la gente vuelve a celebrar exuberantemente, se disfraza y se alegra de que la primavera llegue pronto y quiere ahuyentar los malos espíritus.

El carnaval es particularmente popular y famoso en las grandes ciudades del Rin. Las ciudades de Colonia, Düsseldorf, Koblenz y Mainz siempre celebran un festival particularmente grande y con carrozas decoradas con colores brillantes con mucha gente y músicos disfrazados se mueven por los centros de las ciudades.

El inicio del carnaval alemán está protagonizado por las mujeres. Weiberfastnacht, el último jueves antes del miércoles de ceniza, toman el poder de la ciudad después de que los alcaldes les dan las llaves. Además, las mujeres acuden a sus trabajos disfrazadas y es típico que corten las corbatas de los hombres, de hecho, estos ya salen preparados a la calle con sus corbatas más viejas. Una curiosa tradición que se remonta a la Edad Media.

El viernes siguiente al Weiberfastnacht se realizaba un juego en el que se iba marcando a la gente con hollín, las personas que fueran marcadas tendrían que cocinar o hornear algo que llevara huevo o leche (estos productos estaban prohibidos comerlos durante la Cuaresma ya que se evitaba comer dulces a modo de penitencia) por lo que previo al inicio de la Cuaresma se solían cocinar dulces. Por ello, son típicos de esta época las «Berliner Ballen», también conocido como «Krapfen» en otras partes de Alemania, es particularmente popular durante el Carnaval. Son bolitas dulces de masa que suelen estar rellenas de mermelada.

Hay una amplia selección en el Carnaval, por lo que hay algo para todos, con y sin alcohol. (¡Estad atentos a nuestras publicaciones si queréis aprender a hacerlas y probarlas en casa!)

El sábado la fiesta Frühschooppen se inicia temprano, a las 10:30 de la mañana, y consiste en tomar una bebida. El domingo se celebran ya algunos desfiles organizados por diferentes entidades (barrios, escuelas, organizaciones…), los premiados podrán volver a desfilar al día siguiente.

El día más importante de Carnaval en todo el país es el lunes de las rosas, Rosenmontag, cuando las grandes cabalgatas desfilan por la ciudad al ritmo de la música y rodeados de una multitud de asistentes a quienes les lanzan dulces, caramelos, ramos, regalos, hasta algún juguete o peluche… lo que es un gran placer, especialmente para los niños. Toda la ciudad se contagia del ambiente festivo, los bares abren durante la noche y se instalan puestos de comida y bebida.

El martes posterior es el conocido como FastnachtFaschingsdienstag o Fetter Diesntag o también Mardi Gras el último día de carnaval. Algunos comercios y bares cuelgan unos muñecos con forma de hombre conocidos como Nubbel. Estos representan todos los pecados por lo que es costumbre quemarlos durante la noche acompañados de música y canciones con la intención de olvidarlos y dejarlos en el pasado.

La gran fiesta tiene lugar en Colonia, sin embargo, cada ciudad alemana celebra esta festividad de forma distinta. Por ejemplo: en Selva Negra, el Carnaval se celebra más como una tradición pueblerina que como lo hacen las fiestas de las grandes ciudades. En este caso acostumbran a vestirse con trajes que dan un poco de miedo ya que lo que buscan es ahuyentar a los malos espíritus del invierno, similar a la forma de celebrarlo en Braunschweig. En Düsserldorf, en cambio, cada año hay un lema y todas las celebraciones tienen que ver con este. El momento más culminante es la participación de los reyes. O el carnaval de Maguncia cuyo desfile tiene un recorrido de 6’5 km que hasta es transmitido por la televisión nacional.

Las dos metrópolis del Rin, Düsseldorf y Colonia, que no están muy lejos una de la otra, también ven el carnaval como una competencia. ¿Quién tiene los coches más originales? ¿Quién tiene más visitantes y quién tiene el mejor ambiente? También es interesante que como expresión del saludo y la alegría se diga “Helau” (en Düsseldorf) y “Alaaf” (en Colonia). Es mejor no usar la expresión incorrecta en la ciudad respectiva.

Cualquiera que visite Alemania definitivamente debería estar allí en un desfile de carnaval. Pero ojo, los caramelos también pueden golpear la cabeza 😉

Feliz carnaval, aunque este año sea diferente, que no nos falte sonrisa. A seguir con salud y ánimo

https://www.msn.com/de-de/video/nachrichten/k%C3%B6lner-karneval-f%C3%BCr-anf%C3%A4nger-die-wichtigsten-begriffe/vi-BB10gb9o